necesitamos sólo un televisor para enterarnos

La calidad de pensamientos de una familia regular, puede medirse, simplemente, por la intensidad sonora que emite su televisor.
Si el mismo dice:
- soy bueno porque no puedo ser de otra manera.

Ustedes escuchan otra cosa.

entonces se daña el opócifro interno que todos cargamos dentro de la oreja y la emoción alcanza niveles tan altos que sólo podemos escuchar el ruido de esos gritos desgarradores que todos juntos, se parecen a la estàtica que emite la caja de plástico cuando no tiene conexión.
Qué?
Nunca notaron esos gritos?

Entonces pueden decirme qué es lo que ven cuando se sientan junto al artefacto?!

Porque yo no lo entiendo...
...
bajen el volumen para que pueda pensar...
Claro!, algunos nunca pierden la señal

1 comentario:

terrorluzdia dijo...

soñé con esta imagen y lo seguiré haciendo,