queriendo encontrarme conmigo mismo pareciera ser que siempre llego al mismo fondo.
se que hay tantas cosas que deben decirse, pero ya no se si no me atrevo o es que realmente no me importa
me encuentro seco y estoy solo cuando no estoy diciendole nada a nadie
las palabras me importan demasiado

y quisiera ser un poeta libre que encuentra el sosiego en las desgracias ajenas,
y escribe
pero estoy contaminado por tantas exigencias
y mi desgracia.
me desvivo en descifrar un apriete contra las venas que transportan mis deseos, pero es que estoy tan cansado para seguir al torrente, cuando se que siempre vuelve a pasar por el mismo lugar y la pregunta no cesa y algo me obliga a recordar todo el tiempo que no tiene sentido esforzarse por nada y vuelvo a vivir en el mismo huevo como un pollo muerto que nunca nació simplemente le reventaron para fritarle la espalda
y contemplar los matices de un proceso que hace que se detenga la descomposiciòn de un cuerpo, como lo es la cocina
y la esfera de la yema que se repite en la vida y en el cosmos es la gran cocina adornada por modas de sentimientos infernales de los que se vale la poesia para renacer inutilmente una y
otra vez.

1 comentario:

elpoetamaldito dijo...

Grandioso amigo, le mando un gran abrazo!