estos son tiempos dificiles. Volver a la rutina le hace uno despertar al cansancio.
De a poco me voy alejando cada vez mas de la poesia. Ya no pienso mis respuestas y el furor
de las
palabras
practico mas que nunca la mueca y participo. pero aunque lo intente, no sonrio.
peleo sin motivos, me preocupo por NIMIEDADES
me sostiene la idea del dinero. parezco lucido pero realmente estoy babeando y me pregunto
si esta claridad no es realmente estar tapado por tarjetas trámites papeles piernas zapatos vicios respuestas y mentiras.
cuando practico vivir como lo que se dice, "los demas", muero con más rapidez.
adentro, como siempre, huelo el fuego.

1 comentario:

elpoetamaldito dijo...

No lo huela, sigalo, si ese fuego se apaga, usted será consumido por la sociedad y esas nimiedades.

Un abrazo!